Facebook Twitter Youtube
Primera victoria de la temporada para el equipo rojillo (71-80)

Málaga, talismán también para el Tecnyconta

Escrito por Dani Marzo (@Marzo_s)

Viernes, 07 Octubre 2016 23:26
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Kraljevic jugó en Málaga (Foto: ACB Photo/M.Pozo)

El equipo rojillo ha logrado su primera victoria de la temporada como Tecnyconta Zaragoza en una cancha, el Martín Carpena, que fue talismán para el CAI. El equipo aragonés logró mantener la intensidad durante los 40 minutos, como pedía su técnico, Andreu Casadevall, y con defensa y acierto en los momentos finales, se hizo con la victoria por 71-80. 

Un partido en el que el Tecnyconta Zaragoza ha mostrado todas las virtudes que se le presuponen a un equipo que pueda andar escaso de calidad, es decir: carácter, templanza y paciencia. Porque como cada partido de esta temporada, el sufrimiento ha sido la nota dominante. Los de Andreu Casadevall han entrado bien en el encuentro, manteniendo el pulso anotador ante Unicaja en los primeros instantes de partido, pero pronto los locales lograban las primeras ventajas, llegando a doblar a los aragoneses en el marcador, 14-7, con 4 minutos por disputar del primer tiempo. A falta de acierto, los rojillos se mantenían vivos gracias a los errores de su rival y al acierto desde el tiro libre, llegando al final del primer cuarto con 17-11 en el electrónico.

La aparición de Holt en el inicio del segundo cuarto devolvía a la vida el ataque zaragozano, que volvía a igualar el encuentro tras un parcial de 0-5. Con Kraljevic también en pista, y mostrando buen nivel, Tecnyconta se mantenía vivo en el partido, antes de una nueva ofensiva malagueña. De nuevo estiraban la renta los locales, que amenazaban con romper el encuentro antes del descanso al lograr el 30-23. Pero de nuevo aparecía el carácter de los aragoneses y el acierto de Gecevicius en el momento oportuno para seguir vivos al descanso, 34-30.

Bellas y Norel, desaparecidos por momentos, tenían una buena aparición en la reanudación pese a sumar faltas, lo que lastró su partido notablemente. Precisamente una antideportiva a Jelovac y técnica a Bellas, disparaban nuevamente la ventaja local que se iba ya hasta los diez, 44-34. Era el momento de arremangarse en defensa y trabajar cada ataque como si fuera la última. Picando piedra, Tecnyconta lograba dejar cuatro minutos sin anotar en juego a su rival, firmando un parcial de 1-10 dominado en ataque por los interiores -Norel, Jelovac y Fotu-. Se sumaban también Holt y Gecevicius en la recta final del cuarto para dejar el encuentro en 53-52 con diez minutos por jugar.

Un triple de Fotu nada más comenzar el último cuarto daba comienzo a un partido nuevo, con 55-55 y 8.45 por disputarse todavía. El neozelandés se cargó de confianza y contagió a un equipo que nunca dejó de creer en sus posibilidades en una cancha en la que conoce y bien el camino hacia la victoria. Los aragoneses, con Fotu a la cabeza conseguían sumar casi en cada ataque ante un Unicaja al que se le empezaban a aparecer los fantasmas de las derrotas pasadas. Eran los mejores de baloncesto del encuentro y todos querían sumar. Jelovac lo hacía con un triple inverosímil, Fotu tras una contra impecable y hasta Benzing, que había pasado inadvertido hasta entonces, se vestía de Nowitzki con un fade away impecable y cuatro puntos consecutivos. Pero Unicaja no perdía comba, en buena medida, por los rebotes ofensivos que lograba en los instantes finales. Pero los andaluces se atascaron en los dos últimos minutos, incapaces de encontrar el aro rojillo y se desesperaron hasta que le señalaron a Musli una técnica a 13 segundos para el final. Así se cerraba el partido, con tres tiros libres de Holt y una bomba de Gecevicius sin oposición, que ponía el definitivo 71-80 en el marcador que supone la primera victoria de la historia de este Tecnyconta Zaragoza

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque