Facebook Twitter Youtube
Borja Rubiato anotó el primer gol en La Almozara

Meritoria victoria del CD Ebro ante el Hércules

Escrito por ElDesmarque

Lunes, 25 Septiembre 2017 10:51
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

CD Ebro - Hércules (Foto: CD Ebro)

En un partido trepidante, de los que no se suelen dar muchos en la categoría, de esos que hacen que los espectadores se agarren con firmeza a sus asientos, los de Emilio Larraz se llevaron el gato al agua ante el Hércules. Borja Rubiato marcó el primer tanto de la temporada en La Almozara. Pese al sufrimiento en los últimos minutos, el marcador no se movió.

Le costó entrar al Ebro en acción y, pese a botar dos saques de esquina en las primeras acciones, los alicantinos cogieron pronto el tino de lo que acontecía. En una falta innecesaria en la frontal, Pepelu lanzó con suma dureza, quitando el polvo a la parte superior del larguero maño. Chechu también buscó el gol, pero Salva atrapó seguro.

El cancerbero del Hércules no quiso ser menos que su compañero, y con una mano espectacular mandó a saque de esquina un envenenadísimo disparo de Regino. Poco después, Alfonso la tuvo desde el punto de penalti, pero el balón se le quedó un poco alto, por lo que no pudo precisar. El toma y daca era precioso, con ambos volcados a un ataque continuado y los porteros salvando a sus equipos.

Ebro y Hércules parecieron tomarse un receso antes de volver a las hostilidades, pero los arlequinados no estaban dispuestos a firmar esa pipa de la paz provisional y tomaron las riendas en el marcador. Fue en una acción que recordó en su desarrollo a la que le dio al Ebro su segundo gol en Llagostera, y que de nuevo terminó en las mallas. Regino botó en largo un saque de banda, Mainz porfió con su defensor, el esférico pegó en la espalda de ambos y quedó suelto. Allí, Borja Rubiato fue el “mas listo de la clase” y se anticipó a defensores y portero para llevar el balón a la red con un sutil toque con su pierna izquierda. Un gol de auténtico 9.

No gustó a casi nadie los minutos de descuento que aparecieron en la tablilla del delegado. Cinco minutos parecieron exagerados, ya que aparte de los cambios y una asistencia médica, no hubo tanto que seguir disputando. El Hércules lo fió todo a algún balonazo en largo. Justa victoria del Ebro, que volverá a jugar el próximo domingo a las 12:00 horas en La Almozara ante el Villarreal B.

CLICK PARA COMENTAR


 

 
El Desmarque