Facebook Twitter Youtube
CD Ebro 2-2 Villarreal B

El Ebro no se desvía de su camino

Escrito por ElDesmarque

Lunes, 02 Octubre 2017 10:50
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Acción del segundo gol local (Foto: CD Ebro)

Oda al fútbol en La Almozara. Dos equipos, con concepciones futbolísticas distintas, se empeñaron en dejar bien a las claras que al deporte rey se puede jugar de muchas maneras y todas igual de válidas. Con un esfuerzo casi sobrehumano del CD Ebro, tuvieron contra las cuerdas al Villarreal B, y tan solo faltó un mínimo margen de acierto para que los amarillos hubiesen hincado la rodilla por primera vez en la presente temporada.

El partido se puso cuesta arriba nada más pulsarse el botón de arranque. En una falta en el vértice del área, Leo Suárez la puso a pierna cambiada, nadie consiguió despejar y Dalmáu, en posición antirreglamentaria, colocó a los suyos por delanteTocaba tomar una decisión lo antes posible para los locales: o se quedaban presenciando el espectáculo desde primera fila, o bien y a pesar del músculo rival, causarles un dolor de cabeza matinal.

Comenzó con susto la segunda mitad, pues el visitante Darío tuvo que retirarse con síntomas de mareo. No descompuso esa acción el ritmo que ya traía desde la primera mitad el C. D. Ebro y, entre la sorpresa general, llegó el empate: un señor gol de Javi Cabezas. Conseguido lo más complicado, tocaba dar inicio a un nuevo encuentro. Pero eso era teoría, porque la realidad demostró otra cosa bien distinta. Dalmáu, el peligroso delantero de los “amarillos”, aprovechó un centro desde la banda derecha de Miguelón para poner de nuevo en franquicia a su equipo.

El Ebro no había dicho su última palabra e iba a responder nuevamente con prontitud, en una jugada de estrategia que está dando pingües beneficios al equipo y que ya es conocida casi de memoria. Saque de cabeza de Regino, peinada en el primer poste por Pajarero hacia el segundo, y el cazagoles Borja Rubiato que se tiró en plancha para anotar el segundo tanto de su equipo.

Un punto que sabe bien, por la fortaleza de un rival que todavía no conoce la derrota, y que se suma a los tres logrados la pasada semana ante otro de los poderosos del grupo. El equipo está en una muy  buena línea.

CLICK PARA COMENTAR


 

 
El Desmarque