Facebook Twitter Youtube
Goleada al Leioa para lograr la permanencia matemáticamente (5-0)

'Manita' del CD Ebro para certificar la permanencia

Escrito por ElDesmarque

Lunes, 18 Abril 2016 16:47
Reportar vídeo Reportar


El fútbol le brindó al C. D. Ebro la oportunidad de desquitarse de aquella derrota en la ya lejana tarde sabatina del 28 de noviembre en Sarriena por 2-0. La mayoría de los protagonistas coincidieron en que aquella fue una de las peores actuaciones de los de Larraz del curso presente, donde fueron claramente superados por los vizcaínos. Casi cinco meses después, los acontecimientos dieron un giro radical de 180 grados. Esta vez, el conjunto que se mostró superior fue el aragonés, y de qué manera, protagonizando con mucha diferencia el mejor encuentro con el que han podido deleitar a una parroquia que aplaudió con vehemencia a sus héroes, como no podía ser de otra manera, tras el generoso esfuerzo protagonizado por éstos. Los arlequinados se llevaron por delante, cual apisonadora, a un Leioa que llegó a las instalaciones de La Almozara con mucha necesidad de puntuar, debido a su delicada situación clasificatoria. Al final del encuentro, no le quedó más remedio que reconocer la infinita superioridad de los arlequinados de azul y blanco.

El arranque del partido, con susto inicial de los visitantes, en un centro de Polanco que se envenenó y acabó en la parte superior de la red, no fue sino un mínimo espejismo de cuanto iba a acontecer de ahí en adelante. El Ebro se puso firme y empezó a buscar una y otra vez a un Kevin Lacruz que cuajó unos noventa minutos imperiales, un tormento para una defensa incapaz de echarle el freno. Además, el interior encontró un socio de lujo en Reche que, a su habitual faceta cortando todo el juego que pasa por el medio campo, se añadió el de surtir de balones de calidad para que el extremo se despachase a gusto con ellos. Tras un remate de Moustapha que se fue lamiendo el palo derecho, íbamos a llegar a la media hora de juego, momento en el que la artillería se iba a poner en funcionamiento.

El capitán Gil, otro de los que brilló con luz propia, robó en el centro e inició una vertiginosa carrera hacia el área, centró y el balón fue hacia Gabarre, que paró el balón, pero fue Luis Ángel el que se encontraba a su lado y clavó un derechazo imparable a pesar que Ángel tocó el esférico. Sin tiempo para que el Leioa respondiese, el central Oier se complicó la existencia con una entrega equivocada a Kevin Lacruz, que montó una rápida diagonal con asistencia a Txema Pan que finalizó con un inapelable disparo cruzado. Antes del descanso pudo recortar diferencias el Leioa, pero Montoya despejó con el pie tras disparo desde dentro del área de Etxaniz. No fue la única vez que el riojano tuvo que hacer gala de su excepcional estado de forma, pues anduvo rápido de reflejos para despejar de forma impecable un cabezazo picado de Gabri.

Tras el intermedio, a los vascos no les quedó más remedio que arriesgar, poniendo un segundo hombre en punta pero dejando más huecos atrás. Y eso fue un caramelo para la velocidad de los hombres ofensivos del Ebro. Otra vez Kevin Lacruz, cómo no, peleó el enésimo balón por su banda, ganando la partida a un Polanco que llevaba ventaja en la acción, marcando el tercero con un disparo raso y cruzado. Los minutos restantes iban a convertirse en una tortura para los de Igor Gordobil, ya que el Ebro empezó a gustarse en combinaciones de todos los colores. Con el rival cerca de arrojar la toalla a la lona, todavía dio tiempo a ver dos goles más, el primero de Cana, con una tremenda calidad, aguantando a dos defensores y portero para ponerla dentro con clase. Kevin Lacruz, impresionante durante toda la mañana, puso la guinda de su partidazo tras un balón que le cedió con generosidad Adán Pérez. El sexto pudo venir hasta por dos veces en el tiempo añadido, por lo que la manita se acabó quedando corta y el tanteador final pudo ser de escándalo.

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque