Facebook Twitter Youtube
Libre y directo, el blog de Óscar Marco

La prueba del nueve

Escrito por Óscar Marzo

Jueves, 14 Julio 2016 22:08
Reportar vídeo Reportar

1       
Como cada verano, en estos días de sol y playa, la actualidad de los equipos viene marcada por sus fichajes. Poco o nada importan los entrenamientos de pretemporada, lo que realmente interesa es la llegada de caras nuevas. En definitiva, conseguir que los nombres más apetecibles del mercado terminen vistiendo la camiseta del tu equipo. Y en esas está el Real Zaragoza... 
La verdad es que el regreso de Zapater y de Cani ha borrado el recuerdo de la vergonzosa tarde de Palamós. Bueno, no lo ha borrado -que los zaragocistas no lo vamos a olvidar nunca-, pero sí que ha permitido que la afición mire hacia otro lado, que vuelva a creer y a ilusionarse. También es verdad que no queda otra, el mundo del fútbol nunca se detiene, así que tanto para lo bueno como para lo malo, siempre hay partido la semana que viene.
El nuevo proyecto del Real Zaragoza, al que probablemente le pondremos cara y ojos el último día de agosto, tendrá el sello de Narciso Juliá. Él, el director deportivo, es el artífice de la llegada de Luis Milla al banquillo, y de las altas y de las bajas del que será el cuarto curso consecutivo del Real Zaragoza en Segunda División. Va a ser una plantilla 100% Juliá, sin intromisiones, solo con el inestimable apoyo de Cuartero en el empujón final de la contratación de Cani.
Siendo consciente de que las limitaciones económicas del Real Zaragoza marcan sus pasos en el mercado, las primeras caras nuevas me mantienen alerta, con cierta preocupación. Falta mucho y bueno por llegar, sobre todo en el centro de la defensa, pero lo más importante e inexcusable es el fichaje de un delantero centro de verdad. Sí, un nueve de toda la vida con los que siempre ha contado el conjunto aragonés. La pasada temporada el principal handicap del equipo fue su falta de gol. Me gusta Ángel y me apetece ver crecer a Dongou, pero es obligatorio que Juliá firme al goleador que todos esperamos. No valen excusas, nadie pide un Diego Milito, un Juan Esnaider o un David Villa, pero sí un delantero que marque diferencias en Segunda. Es la prueba del nueve para Juliá, y yo confío en que el resultado sea positivo.
CLICK PARA COMENTAR


 

 
El Desmarque