Facebook Twitter Youtube

Luis Milla, el portavoz de la crisis

Escrito por Óscar Marco

Jueves, 20 Octubre 2016 12:47
Imagen de Luis Milla durante un encuentro esta temporada (Foto: Dani Marzo)
Imagen de Luis Milla durante un encuentro esta temporada (Foto: Dani Marzo)

Lleva el Real Zaragoza varias semanas instalado en su primera crisis del curso. El proyecto no arranca y su caída libre en la clasificación ha encendido todas las alarmas. Son días de reuniones, de llamadas telefónicas, de ratificación del técnico con la vista puesta en Valladolid. Pues bien, en este tiempo, el portavoz del club a todos los efectos es, curiosamente, Luis Milla. El turolense es la única voz autorizada del Real Zaragoza, nadie más se ha puesto delante de un micrófono para verbalizar la delicada situación de la entidad.

Cabría pensar que nadie -y mira que hay que nombres y cargos para hacerlo- ha querido aparecer ante los medios porque hablar de esta crisis es un auténtico 'marrón', pero es que yendo un paso más allá, hace solo dos semanas el Real Zaragoza consiguió modificar su concurso de acreedores. Sí, una extraordinaria noticia para el club que logra asegurar su viabilidad a medio plazo incluso sin ascenso a Primera. Pues bien, ¿adivinan qué pasó? Correcto, tampoco nadie anunció la buena nueva, un comunicado oficial de difícil comprensión fue el vínculo elegido por el Real Zaragoza para trasladarles la noticia a sus aficionados.

Volviendo a la crisis que tiene al equipo a la misma distancia de la promoción que de los puestos de descenso, me resulta llamativo que Lapetra, el presidente representativo del Real Zaragoza, no haya aparecido públicamente para calmar los ánimos. No lo hecho él, y tampoco el consejero delegado o el director general, poco dados a hablar con las grabadoras encendidas. Mención aparte merece otro desaparecido en combate, Narciso Juliá. El director deportivo ha confeccionado una plantilla carente de personalidad, justo el principal requisito que él mismo mencionó como imprescindible para cualquier futbolista llamado a vestir la camiseta del Real Zaragoza. Juliá no ha considerado oportuno salir a la palestra para analizar la crisis de juego y resultados, se ha limitado a reiterar su confianza en Milla de puertas adentro, consciente que después de la apuesta por Carreras su cartel de `ficha entrenadores´ está más que en entredicho.

El domingo, hay una final en Valladolid, para Luis Milla y para muchos más. Las consecuencias de una nueva derrota son impredecibles. Esta semana, Ángel mencionó la palabra descenso y advirtió del peligro, no quiero ni pensar qué pasaría si el Real Zaragoza cae a las cuatro últimas plazas de clasificación. Por el bien de todos, que eso no pase nunca. Entre otras cosas, porque tampoco saldría nadie a explicarlo.

01 CLICK PARA RESPONDER
El Desmarque