Facebook Twitter Youtube

Real Zaragoza, cumpleaños (in)feliz 

Escrito por ElDesmarque

Jueves, 16 Marzo 2017 18:46
Facebook Twitter 14
El Real Zaragoza vive una delicada situación en su 85 cumpleaños (Foto: Dani Marzo).
El Real Zaragoza vive una delicada situación en su 85 cumpleaños (Foto: Dani Marzo).

Hace ya tiempo que el Real Zaragoza está para pocas fiestas. Qué lejos quedan los éxitos conseguidos en los recién estrenados dos mil… Qué difícil resulta explicar a los más jóvenes que un día no tan lejano nuestro equipo ganaba títulos y era la envidia de España. Llevamos diez años en los que los disgustos y los sinsabores son el pan nuestro de cada día, diez años en los que por la maltrecha economía del club hemos hablado más de números que de goles, diez años en los que ir a La Romareda es un acto de fe con sabor a penitencia. 

Así las cosas, el Real Zaragoza cumple este sábado 85 años de vida. Fue un 18 de marzo de 1932 cuando avispas y tomates unieron sus caminos, dando el primer paso de una historia jalonada por una Recopa de Europa, una Copa de Ferias, seis Copa del Rey y una Supercopa de España. Sus títulos son, como es lógico, los hitos de un club vinculado estrechamente a Zaragoza y a Aragón, tanto como el Ebro, los Pirineos o la Virgen del Pilar. Pocas cuestiones unen tanto a los aragoneses como el Real Zaragoza, que durante mucho tiempo fue el mejor embajador de nuestra tierra por todos los rincones del mundo. 

Hoy, el precario presente en Segunda División provoca sentimientos encontrados entre los zaragocistas, siempre al lado de su equipo cuando les necesita, pero sumamente críticos con una gestión que no logra devolverle a su lugar entre los grandes del fútbol nacional. Describir la cruda realidad del Real Zaragoza es fácil, su 85 cumpleaños lo va a celebrar jugando contra el filial del Sevilla en La Romareda. Duele escribirlo y leerlo, pero es el duro presente de un club que ya no vive de su historia, si no que sueña con recuperarla.  

¡Felicidades, Real Zaragoza! 

CLICK PARA COMENTAR

 

 
El Desmarque