Facebook Twitter Youtube
Libre y Directo, el blog de Óscar Marco

La sonrisa de la remontada

Escrito por Óscar Marzo

Lunes, 29 Febrero 2016 21:25
Reportar vídeo Reportar


Pasadas 24 horas de la victoria del Real Zaragoza sobre el Lugo, todavía se dibuja una sonrisa en los rostros zaragocistas al recordar la gesta. Sí, digo gesta porque el partido se había trabado desde el minuto uno y, sobre todo, porque tras el regalo del 0-1 el fantasma de una nueva derrota comenzaba a intuirse por los fríos vomitorios de La Romareda.

Fue entonces cuando el carácter del nuevo Real Zaragoza salió a flote, cuando la afición exprimió su garganta y cuando el fútbol - maravilloso deporte que no entiende de merecimientos- hizo justicia con el equipo de Lluis Carreras. Fueron 7 minutos mágicos los que discurrieron desde el misil de Ángel al movimiento ratonero de Dongou, pasando por una nueva obra de arte de Manu Lanzarote. ¡Qué coincidencia! En Las Palmas el Real Zaragoza se quedó a 7 minutos de Primera, quizás ayer, también en 7 minutos, el equipo blanquillo dio el paso definitivo para regresar a la tierra prometida.

La clasificación todavía deja al Real Zaragoza fuera de la zona noble, pero en la tabla de las sensaciones los chicos de Carreras están en lo más alto. Sirva como ejemplo que el Leganés, el nuevo y merecido líder de Segunda, cayó `hace cuatro días´ en La Romareda víctima ya del nuevo Real Zaragoza. No es menos cierto que los blanquillos juegan sin red, que el más mínimo traspié volverá a poner en chino el sueño del ascenso, pero esa es otra historia y, la verdad, me preocupa muchísimo menos que hace un mes. Ahora, el Real Zaragoza tiene plantilla y entrenador gracias a un director deportivo, Narciso Juliá, que es el mayor acierto de la Fundación 2032 desde su llegada.

Con 15 partidos por delante, lo más inmediato es repetir en marzo lo hecho en febrero, sumar 10 puntos de 12 posibles. Ese es el objetivo a corto plazo del vestuario, firmar tres victorias y un empate frente al Alavés, Albacete, Tenerife y Girona. La empresa no es sencilla, ni mucho menos, pero, si el vestuario cree, cómo no va a hacerlo el zaragocista de la calle. Sí, el aficionado blanquillo al que le sale una sonrisa cuando habla de la remontada contra el Lugo y que no ve la hora de que llegue el partido de Vitoria contra el Alavés.

03 CLICK PARA RESPONDER
El Desmarque