Facebook Twitter Youtube
El nuevo Real Zaragoza tiene otro sello y otras aspiraciones

Leganés, contigo empezó todo

Escrito por Óscar Marco

Lunes, 07 Marzo 2016 19:49
Reportar vídeo Reportar


Hace ya tiempo que el Real Zaragoza vive en el alambre. Después de la derrota en Almería, el equipo de Lluis Carreras tocó fondo, descendió hasta el duodécimo puesto de la clasificación y el tren de la promoción se marchó a 7 puntos de distancia. Afortunadamente, esa derrota en el `Juegos Mediterráneos´ llegó a 24 horas de que se cerrase el mercado de invierno, tiempo suficiente para que llegasen Culio y Guitián, y para que Lanzarote y Javi Ros, que todavía no habían debutado, fuesen uno más el siguiente domingo frente al Leganés. Y es que, como diría el controvertido Piqué, `Leganés, contigo empezó todo…´

Desde el partido contra el ahora líder, el Real Zaragoza juega sin red. Ya no hay margen de error y, quizás por eso, cada paso al frente se saborea más. Para empezar, porque el equipo es otro, es el nuevo Real Zaragoza, que tiene otro sello y otras aspiraciones; y para seguir, porque las urgencias clasificatorias hacen que cada punto sea oxígeno y fe. Mucha fe, en alcanzar la zona de ascenso a Primera División. Y en estas se encuentra el equipo blanquillo después de su valioso punto contra el Alavés, en la obligación de ganar al Albacete para, de una vez por todas, entrar en los puestos de promoción. Pudo ser al acabar la jornada, pero la rigurosa expulsión de Culio en Vitoria impidió, probablemente, que los tres puntos viajasen hasta La Romareda. Aún así, las sensaciones que deja el Real Zaragoza, de nuevo contra un rival directo, son positivas y permiten hinchar un poco más el globo de la ilusión.

El sábado contra el Albacete, otra vez sin red, Lluis Carreras tendrá que usar su fondo de armario para suplir las ausencias de Culio y Javi Ros. El técnico ayer mismo le quitó hierro al asunto de las bajas. Carreras cree, y no le falta razón, que en enero se fichó muy bien y que Gil o Diamanka están preparados para la enésima final del nuevo Real Zaragoza. Sí, otra final. Así va a ser cada fin de semana, un duelo en el alambre, sin margen de error. Y la mejor noticia posible en esta situación es que los blanquillos se muestran firmes y seguros jugando sin sujeción, mientras que a la mayoría de los rivales les vemos tropezar, dar muestras de inseguridad y sufrir el vértigo de la clasificación.

01 CLICK PARA RESPONDER

 

 
El Desmarque