Facebook Twitter Youtube
El nuevo director general ha demostrado ser un profesional que aporta soluciones

Cuartero, un zaragocista de cuna

Escrito por Óscar Marco

Lunes, 14 Marzo 2016 21:36
Reportar vídeo Reportar


Hoy no voy a hablar del partido del sábado. A estas alturas, 48 horas después, los corazones zaragocistas vuelven a latir con una frecuencia normal y ya todos hemos celebrado el gol de La Romareda al Albacete. Para completar el mejor fin de semana de los últimos tiempos, la mayoría de los rivales en la lucha por el ascenso se han dejado puntos y en la parte baja de la tabla el Huesca ha sumado una victoria que vale su peso en oro en el duro camino por la salvación. Decía que hoy no voy a escribir de fútbol, hoy me apetece compartir con vosotros, los muchos seguidores que día tras día veis la web de El Desmarque Zaragoza, mi reflexión en torno a la figura de Luis Carlos Cuartero.

Soy consciente de que una buena parte de los aficionados no han entendido su nombramiento como Director General del Real Zaragoza, que se le relaciona con la oscura etapa de Agapito Iglesias, y que sus 15 temporadas en el primer equipo ya no merecen un cariño y un respeto eterno, que sí tenía el 17 de marzo de 2004 cuando gritó “Viva la Virgen del Pilar” al cielo de Montjüic mientras alzaba nuestra sexta Copa del Rey. No pretendo convencer a nadie, solo quiero hacer pública mi opinión sobre Cuartero. Vaya por delante que yo no soy amigo de `Charly´, como le conocen en su círculo más cercano, simplemente mantengo con él una relación cordial fruto de nuestras obligaciones profesionales.

Cuartero es un zaragocista de cuna, un niño de Pradilla que cumplió el sueño de su vida, jugar en el Real Zaragoza y, además, ser campeón de España y de Europa vistiendo sus colores. Llegó a la Ciudad Deportiva en infantiles, siempre acompañado por su padre a cada entrenamiento, mientras imaginaba en el viaje de ida y vuelta a la Ribera Alta del Ebro que un día pisaría el césped de La Romareda como futbolista. Su progresión le llevó a las categorías inferiores de la selección española, con la que ganó el campeonato de Europa sub-21, y al vestuario del primer equipo. Su trayectoria en el Real Zaragoza es conocida por todos, también que dos lesiones consecutivas en el ligamento cruzado pusieron fin a su carrera en 2009.

Desde el día de su despedida, en el que recibió el reconocimiento unánime de la afición de La Romareda, Cuartero ha formado parte de la estructura directiva del Real Zaragoza. Ha hecho, por ejemplo, de enlace entre el club y las peñas, y son pocas, muy pocas, las sedes zaragocistas que no han contado con su visita acompañado del futbolista de rigor. También formó parte durante un par de mercados de la secretaría técnica, con mejores y peores fichajes –en estas lides el mejor es Pedro Herrera y aquí la verdad no es que se le quiera mucho…- y, por supuesto, Cuartero ha estado cerca de Agapito en una etapa que todos queremos olvidar cuanto antes. Nunca le he cuestionado por qué se mantuvo al lado del empresario soriano, quizás debería haberlo hecho -mea culpa-, aunque quizás no le haya preguntadoporque intuyo la respuesta. Un zaragocista de corazón también podía ayudar desde dentro, impidiendo y frenando las fechorías de Agapito. Entiendo que este punto sea difícil de entender, incluso que haya quien diga que esto emborrona todo lo hecho con anterioridad por y para el Real Zaragoza, pero es que el mejor partido de Cuartero estaba por llegar.

En el verano de 2014, cuando el Real Zaragoza agonizaba y vivía las horas más críticas de sus 84 años de historia, el ahora Director General supo diferenciar el grano de la paja, las mentiras de Qadeer Sheik de las verdades de la Fundación 2032 –a algún patrono Cuartero le convenció como buen aragonés a base de insistir-, y eso hay quien no se lo perdona. Son aquellos que querían el protagonismo de la salvación del Real Zaragoza, un mérito que ni Cuartero ni los que de verdad salvaron al club han reclamado en una rueda de prensa. Solo por este detalle, a mí su nombramiento me parece bien, me gusta que dentro del club haya profesionales íntegros que aportan soluciones donde otros ven problemas. Y si son zaragocistas de corazón que han demostrado con hechos, no solo con palabras, sus sentimientos, mucho mejor.

01 CLICK PARA RESPONDER
El Desmarque