Facebook Twitter Youtube
Rozan los puestos de descenso

Alerta Ríos

Escrito por Juan Viladés

Miércoles, 07 Diciembre 2016 19:26
Iván Bernad acude al choque con un jugador de ElPozo. (Foto: Dani Marzo)
Iván Bernad acude al choque con un jugador de ElPozo. (Foto: Dani Marzo)

Momentos difíciles para Ríos Renovables Zaragoza. El conjunto dirigido por Santi Herrero se encuentra a solo un punto del descenso tras caer derrotado ante el Peñíscola por 3-5 en el pabellón Siglo XXI, en un partido en el que dispararon más del doble de veces que su rival. Esta derrota es la quinta de la temporada, lo que deja al equipo como decimocuarto clasificado, solo por encima de un Bodegas Juan Gil Jumilla que lleva 64 goles en contra y del Levante UD FS.

El inicio de temporada ha sido exigente, con rivales de la talla del Movistar Inter o el FC Barcelona Lassa, pero precisamente en este tipo de partidos contra los equipos "grandes" es cuando el equipo ha rendido mejor. El Ríos Renovables comenzó la temporada empatando a cuatro contra ElPozo Murcia, que llegaba al pabellón Siglo XXI con estrellas como Miguelín o Cardinal, pero que fue incapaz de rascar más de un punto de la pista maña gracias a un gran partido de los zaragozanos. Lo mismo ocurrió contra el Barça, un equipo teóricamente muy superior que incluso sufrió para lograr el definitivo empate a tres. Parecida imagen mostró en casa del Movistar Inter, pero esta vez el equipo cayó derrotado por dos goles a cinco. 

Estas actuaciones frente a los favoritos de la liga hacían prever una temporada tranquila en la que aspirar a cotas más altas que la salvación. Pero la realidad es bien distinta. El equipo no logra cerrar los partidos y, a la fragilidad defensiva, solo sustentada por un imperial Iván Bernad, se une la falta de puntería de cara a la puerta contraria, donde solo Richi Felipe, máximo goleador del equipo con siete dianas, parece mantener la inspiración. Esto ha provocado que solo se haya logrado la victoria contra el Santiago Futsal (5-4), uno de los rivales directos del conjunto aragonés. 

Dos problemas parecen ser los causantes de esta delicada situación. El primero de ellos es la falta de concentración durante los 40 minutos del partido. El conjunto zaragozano repite un guión casi constante en todos los partidos. Alterna 30 minutos de buen juego y ocasiones con 10 minutos de pájara donde el rival aprovecha para sangrar a los zaragozanos. Volvió a suceder el otro día contra el Peñíscola: Lucas Bolo y Juan Emilio sentenciaron el partido en apenas dos minutos aprovechando la falta de intensidad local y los errores indivduales. 

El otro factor que está penalizando a Ríos Renovables es la escasez de banquillo, algo contradictorio si se tiene en cuenta que la plantilla está compuesta por 15 jugadores. Esto solo es la teoría y, como muchas veces ocurre, la práctica es bien diferente. De estos 15 jugadores Kosuke, Anuar Maimón, Iván Beltrán y Rubén Camargo apenas cuentan para Santi Herrero, especialmente el último de ellos, un jugador en edad juvenil que todavía no ha sido convocado en liga. Otros jugadores como Óscar Villanueva o Jorge Santos también han visto reducida su presencia en pista, lo que hace que la rotación en pista se reduzca a nueve jugadores, por lo que el físico pasa factura en los instantes finales de los encuentros, especialmente en un quinteto titular que ronda los 30 años de media.

La buena noticia para la escuadra blanquiazul es el calendario. Tras pasar el 'Tourmalet' de partidos, ahora llega lo llano, los partidos de su "liga". Cartagena es la primera etapa de esta vuelta en la que Ríos Renovables buscará finalizar el año natural los más lejos posible de los puestos de descenso, con la esperanza se que la cuesta de enero no sea tal y, si los resultados y la suerte acompañan, tener opciones de disputar en marzo una Copa de España que a día de hoy parece una quimera.

CLICK PARA COMENTAR


 

 
El Desmarque