Facebook Twitter Youtube
Ríos Renovables 3-2 Peñíscola

Ortego y la épica ponen en pie al Siglo XXI

Escrito por ElDesmarque

Domingo, 05 Noviembre 2017 19:50
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Adrián Ortego (Foto: Dani Marzo)

La épica se instaló en el Siglo XXI para brindarle la victoria a Pablo Trasobares. Después de ir ganando 2-0, el Peñíscola Rehabmedic se repuso y logró empatar, pero a falta de 23 segundos, Iván Bernad salvó con la cara el 2-3 y el rechace lo cazó Adri Ortego que, desde su propio campo, puso el 3-2 y le dio los tres puntos al Ríos Renovables Zaragoza.

El partido comenzó vibrante y con los palos como protagonistas. Primero, Carlinhos estrelló su volea con la zurda en la madera aragonesa y, en la siguiente jugada, fue Adri Ortego el que casi sorprende a Molina. Se tranquilizó un poco el choque hasta que en el minuto 4, Thiago Cabeça inauguró el marcador. El brasileño desvió un disparo de Richi Felipe que despistó a Molina.

En el ecuador del primer acto, un libre indirecto en el borde del área por una cesión fue finalizada por Adri Ortego, poniendo así el segundo gol en el electrónico. Poco tiempo duró la ventaja de dos goles, porque Juan Emilio aprovechó un balón largo para recortar distancias después de un gran control.

Molina comenzó su recital de intervenciones, con dos especialmente meritorias contra Nano Modrego y Thiago Cabeça, justo antes de que el aragonés, precisamente, golpeara el balón en el palo. Acto seguido, Mauricinho estuvo a punto de empatar, pero el mano a mano con Iván Bernad se fue al lateral de la red.

A los cinco minutos de la segunda mitad, Bagatini golpeó dentro del área a Richi Felipe y los colegiados señalaron penalti. Sin embargo, el lanzamiento de Nano fue detenido por Iván Reverter. La igualdad era máxima y poco a poco los de Cani fueron arriesgando más en ataque y en defensa en busca de la igualada. 

A poco menos de seis minutos para el final, Cani arriesgó con el portero-jugador. En la primera, Ortego robó el balón y estuvo a punto de marcar desde su propio campo. Sin embargo, la segunda sí que salió y Carlinhos consiguió empatar el encuentro. Con la igualdad en el marcador, los dos entrenadores jugaron de cinco en busca del triunfo.

En el último minuto, la épica llegó al Siglo XXI. Juan Emilio golpeó un balón en el poste y, en la continuación, Iván Bernad salvó milagrosamente el gol visitante con la cara. El rechace le cayó a Adri Ortego que, desde su campo, aprovechando que no había portero, consiguió el gol definitivo a 23 segundos del final, llevando el delirio a la grada y dejando los tres puntos en casa.

 

CLICK PARA COMENTAR


 

 
El Desmarque