Facebook Twitter Youtube
El Zaragoza sale goleado de Palamós y no consigue el punto necesario

El Zaragoza consuma el drama y se queda en Segunda División

Escrito por Álvaro Montaner

Sábado, 04 Junio 2016 19:53
Facebook Twitter 96
Llagostera
6
2
Real Zaragoza
Imagen del partido en Palamós. | LFP
Imagen del partido en Palamós. | LFP
Goles

1-0, m. 12, Querol. 2-0, m. 29, Querol. 3-0, m. 50, Imaz. 4-0, m. 62, Querol. 4-1, m. 69, Jaime de penalti. 4-2, m. 74, Ángel. 5-2, m. 76, Querol. 6-2, m. 79, Jordi López.

Alineaciones

Llagostera

René; Edu Oriol, Alberto Ruyman, De los Reyes; José Carlos (Aimar, m.55) , Tito, Emilio Sánchez, Imaz; Juanjo (Jordi López, m. 63) y Querol.

Real Zaragoza

Manu Herrera; Isaac, Guitián, Cabrera, Rico; Morán, Ros (Ángel, m. 45), Diamanka (Sergio Gil, m. 62); Lanzarote, Pedro (Jaime, m. 45) y Dongou.

Árbitro

Valdés Aller del colegio Castellano Leonés.

Tarjetas

Amarilla para Juanjo, Aimar y Ruyman por parte del Llagostera.

Incidencias

El Real Zaragoza no ha estado a la altura. El conjunto de Lluis Carreras necesitaba solamente un punto para jugar la promoción a Primera División y se ha terminado llevando una goleada de Palamós. La ocasión, de nuevo, estaba de cara y una vez más el equipo aragonés no ha estado a la altura. Su último tren para volver entre los grande se ha escapado y el futuro del conjunto aragonés pinta bastante negro de cara al futuro. La realidad: el equipo aragonés seguirá en Segunda División por cuarta temporada consecutiva

El Real Zaragoza parecía no ser consciente de lo que estaba el juego cuando el colegiado pitó el inicio del partido. Quizá el exceso de confianza de jugar contra un rival ya descendido o la arrogancia de pensar que el partido no iba a entrañar dificultades le hizo salir al campo solamente en lo físico. Porque el equipo de Lluis Carreras careció de espíritu durante toda la primera mitad. 

Una vez más fue Manu Lanzarote el que se echó a la espalda la poca producción ofensiva con la que el Real Zaragoza intentó inquietar a René. Gran partido del portero gaditano, por cierto, que sí que quiso despedirse de la Segunda División con honor. Atrapó todo lo que los blanquillos le lanzaron. Las buenas, las buenas y hasta las malas ocasiones. 

Aprentando a medio gas, el Real Zaragoza se encontró, de repente, con un gol tempranero de Querol. En el festival de imperfecciones que fue el conjunto blanquillo, el primer gol de la Llagostera se lleva el primer puesto. Un pase larguísimo y milimetrado de Edu Oriol dejó solo a Querol para correr a placer los últimos 20 metros que le separaban de la portería de Manu Herrera. El delantero no falló. El portero no pudo hace mucho al estar vendido. La defensa ni vio venir la ocasión. 1-0.

Fuera del playoff

Quien juega con fuego, probablemente, se acabe quemando. El Zaragoza solamente necesitó 12 minutos para quedarse fuera del playoff. Con todo de cara -el empate aseguraba la promoción matemáticamente- decidió inmolarse una vez más esta temporada. Y lo peor es que con el resultado en contra no creció la producción ofensiva de los de Carreras. La idea se basaba, única y exclusivamente, en enviar balones colgados al área del Llagostera. Solo en un cuarto de hora el equipo aragonés ya recurrió a las ocasiones a la desesperada. 

Dongou -más en fuera de juego que en posición legal- jamás supo leer las jugadas desde las bandas y siempre llegó tarde a rematar. Pedro, apareció a cuentagotas y ser decisivo realmente. Incluso Lanzarote perdió gas. Apareció más Isaac Carcelén desde atrás que el extremo catalán. El naufragio se extendió también al centro del campo: Morán no acertó con los pases, Diamanka andó como pollo sin cabeza y Javi Ros... Bien, gracias. 

Pero lo peor estaba por venir. Porque el segundo puesto en el festival de imperfecciones zaragocistas fue para el segundo gol de Querol. El ariete de los catalanes pilló sesteando otra vez a Cabrera y a Guitián. 2-0 y aún más fuera del playoff. El equipo aragonés necesitaba un golpe de mando en la segunda mitad. 

Un Zaragoza indigno

La cosa no mejoró en la segunda mitad. Y lo que no mejora, empeora. Lluis Carreras hizo dos cambios dando entrada a Jaime y a Ángel al terreno de juego. Quería remontar los dos goles, pero se encontró con que Imaz -en fuera de juego- hacía el tercero para la Llagostera nada más empezar la segunda mitad. Un golpe mortal que dejó al Real Zaragoza sin ideas y sin recursos. 

A partir del gol, nada nuevo bajo el gol. Un Zaragoza indigno e infame no fue capaz de acertar con la portería de René. Pero lo más humillante estaba por venir. Porque Guitián, en una falta tremenda de comunicación con Manu Herrera hizo el cuarto para los gerundenses. Si el Zaragoza necesitaba solamente un punto para asegurar el playoff se encontró con cuatro goles en contra por sus propios errores.

Reacción tardía

Entre la vorágine de errores, imprecisiones y mal fútbol, el Zaragoza se encontró con un penalti que convirtió Jaime para poner el 4-1. Cinco minutos después Ángel, en una buena maniobra, hacía otro gol más y devolvía una pizca de esperanza al conjunto aragonés y a los valientes que viajaron a Palamós. ¿Esperanza? Nada más lejos. Porque Querol hizo el quinto y Pitu sentenció con el sexto con dos nuevos regalos de la zaga blanquilla. 

El Real Zaragoza necesitaba un punto para asegurar el playoff y con la victoria hubiera sido cuarto. Pero en ningún momento fue un equipo digno de mantenerse en esas posiciones. Un planteamiento que parecía buscar el empate, un juego indigno y una falta de intensidad alarmante terminan con los planes de ascenso y mantienen al Real Zaragoza en Segunda por cuarto año consecutivo. Los únicos valientes fueron los aficionados. Los que tenían que ganar, nunca estuvieron a la altura de las circunstancias. 

CLICK PARA COMENTAR


 

 
Así vamos...
Segunda División PT PJ
11 Sevilla At. Sevilla At. 53 41
12 Córdoba Córdoba 52 41
13 Zaragoza Zaragoza 50 41
14 Numancia Numancia 50 41
15 Rayo Vallecano Rayo Vallecano 50 41
El Desmarque