Facebook Twitter Youtube
Victoria contundente del equipo de Agné

El Zaragoza se da un festín pasado por agua en El Alcoraz

Escrito por Á. Montaner

Sábado, 04 Febrero 2017 22:00
Facebook Twitter 189
Huesca
2
3
Real Zaragoza
Ángel conduce un balón. (Foto: Dani Marzo)
Ángel conduce un balón. (Foto: Dani Marzo)
Goles

1-0, m. 52: Borja Lázaro. 1-1, m. 58: Dongou. 1-2, m. 72: Ángel. 1-3, m.77: Dongou. 2-3, m.92: Alexander.

Alineaciones

Huesca

Herrera; Jair (Alexander, m. 74), Carlos David, Brezancic, Akapo, Íñigo López; Aguilera, Melero, Lluis Sastre (Samu Sáiz, m. 70), Camacho (Vinicius, m. 63) y Borja Lázaro.

Real Zaragoza

Irureta; Feltscher (Edu García, m.60), Marcelo Silva, Valentín, Cabrera; Zapater, Javi Ros, Edu Bedia (Cani, m. 67), Xumetra (Casado, m. 85); Dongou y Ángel.

Árbitro

González Fuertes.

Tarjetas

Tarjeta amarilla para Brezancic (13'), Jair (45') por parte del Huesca. Marcelo Silva (33'), Xumetra (64')

Incidencias

La lluvia puso en duda la disputa del partido pero el colegiado dedició, finalmente, que se jugase.

Un derbi siempre es un partido tenso, de emoción y en el que, aunque a veces el juego no sea vistoso, siempre tiene en tensión a los aficionados de cada equipo. Ya pasó en la ida en La Romareda, allá por el 4 de septiembre. Pero si a este cóctel le ponemos el factor lluvia, todos esos factores saltan por los aires. Nunca debió jugarse el partido de El Alcoraz, con un terreno de juego que se parecía más a una piscina que a un campo de fútbol. El Real Zaragoza, además, necesitaba ganar.

Entre decisiones, pruebas, incertidumbre y -sobre todas las cosas- lluvia, el derbi aragonés comenzó a la hora señalada. Los dos equipos, dadas las circunstancias climatológicas, sabían a lo que tenían que jugar, así que no se vio un partido bonito. Más bien fue un tutorial de fútbol práctico ante las adversidades. Ese partido lo supo interpretar mucho mejor la Sociedad Deportiva Huesca. Realizó un juego directo y sin complicaciones. El Real Zaragoza, por el contrario, quiso comenzar al principio raseando el balón en los primeros compases. Pero en seguida descartó esa opción, ya que el cuero no corría por el verde.

Sin hacer un mal partido, el Real Zaragoza no tuvo su primera ocasión clara hasta el minuto 45 de la primera mitad, cuando el colegiado estaba a punto de pitar. Fue con una falta de Edu Bedia en la que, quizá, eligió la peor opción. Realizó un lanzamiento directo que mandó al lateral de la red. Quizá lo mejor hubiera sido buscar el remate de algún compañero, ya que se encontraba en el costado derecho del área oscense. 

Fue precisamente por ese flanco, por el derecho, por donde se pudo ver lo poco destacable, en cuanto al ataque, del Real Zaragoza. Xumetra realizó un buen primer tiempo pese a las inclemencias y, en varias ocasiones, se asoció con un Ángel que trabajó, como cada jornada, aunque esta vez sus resultados fueron baldíos. A los que apenas se vio fue a Dongou y a Edu Bedia, que se movió por la izquierda. Apenas aparecieron en el juego. El segundo, con los saques de falta; el primero, en una ocasión contada en toda la primera parte. Fue la única vez que entró en contacto prolongado con el balón y terminó regalándole el balón a Herrera. 

Mientras tanto, el Huesca, buscó a su hombre referencia, a Borja Lázaro. El punta madrileño se movió, nunca mejor dicho, como pez en el agua. Pero los esfuerzo defensivos del equipo blanquillo consiguieron desbaratar sus intentos de marcar. Por dos veces, Irureta frenó sus malas intenciones goleadoras. También lo hizo Marcelo Silva, en su caso tirando de picaresca. Cuando Lázaro quiso sacar rápido, el charrúa se lo impidió, desde el suelo, empujándole hacia el césped también. Una picardía bien usada, pero que salió un pelín cara. El colegiado, que lo vio, lo sancionó con tarjeta amarilla que conlleva suspensión para el uruguayo la próxima jornada.

Entre agua y balones largos siguió discurriendo una segunda parte marcada por los parones en el juego, por las molestias de jugadores como Zapater, que se quejó del tobillo izquierdo, o del Ángel, que se dio un fuerte golpe cabeza con cabeza con Carlos David. Por lo demás, de fútbol más bien poco. Y, por cierto, la lluvia no paró de caer con la misma fuerza y las mismas ganas que al principio. El partido lo resolvería el equipo más listo y, por el momento, no estaba siendo el Zaragoza. 

Y comenzó la fiesta

La segunda parte comenzó con un guión similar. Dos equipos que no querían jugar en corto, ni conducir ni hacer cosas que les pusieran en peligro. La clave iba a estar en los balones parados. Y prueba de ello es que el Huesca comenzó primero esa pelea real. Al poco de empezar el segundo acto, Camacho puso un balón al área que para que Jair tocase. Lo justo para que en el segundo Borja Lázaro entrase como una locomotora y empujase lo que era el 1-0.

Estallido de la afición oscense y jarro de agua fría para el Real Zaragoza. Las alarmas volvían a saltar. Pero lejos de ser algo negativo, fue un 'click', algo positivo que hizo reaccionar a los blanquillos. Incluso al propio Raúl Agné. Aunque el primero en agitar a los suyos fue Dongou, para sorpresa de muchos. Tras una primera parte apática y más que discreta, el camerunés destapó el tarro de las esencias en la segunda tras un gran centro de Cabrera que Sergio Herrera, al despejar, hizo rebotar el balón en el larguero. 

No había terminado el festín ahí. Agné, por fin, supo interpretar lo que necesitaba el equipo y cambió a un defensa, Feltscher, por Edu García. Quería hacer daño a los azulgranas. El incansable Ángel hizo el segundo después de otra gran llegada del Real Zaragoza con un buen zapatazo desde la corona del área. El Huesca, descolocado, comenzó a dejar más espacios. De eso se aprovechó el tinerfeño... y también Dongou, que enmendó su ausencia de la primera parte con grandes movimiento, y goles. El tercero, una sentencia merecida por saber interpretar cómo había que jugar en la segunda mitad ante esa alfombra de agua. Más vale tarde que nunca. 

Con el marcador resuelto, Agné lo quiso sujetar dando entrada a Casado. Eso no evitó que el Huesca, en el descuento, maquillase el resultado con su segundo gol, obra de Alexander. El derbi fue para el Real Zaragoza que gana, de esta manera, su primer partido de 2017 y que debe fijar este partido como el punto de inflexión hacia una racha ascender. Ya lo dijo Zapater. Que nadie dé por muerto a este Real Zaragoza

CLICK PARA COMENTAR

Así vamos...
Segunda División PT PJ
11 Reus Deportiu Reus Deportiu 24 18
12 Real Valladolid Real Valladolid 23 18
13 Real Zaragoza Real Zaragoza 22 18
14 Alcorcon Alcorcon 22 18
15 Gimnastic Tarragona Gimnastic Tarragona 21 17
El Desmarque