Facebook Twitter Youtube
El Real Zaragoza ha tenido hasta catorce arietes en tres temporadas

El baile de delanteros en Segunda desde 2013

Escrito por ElDesmarque Zaragoza

Miércoles, 15 Junio 2016 14:47
Facebook Twitter 10
Reportar vídeo Reportar

Pulse para ampliar

Ángel se lamenta tras una ocasión. | Dani Marzo

El baile de delanteros dentro del Real Zaragoza en los tres años que ha completado en Segunda División ha sido intenso. Nada menos que catorce arietes, entre fichajes y jugadores del filial. Ahora, según ha adelantado Juliá, para el año que viene se buscará un nuevo perfil determinado y, por consiguiente, se seguirán sumando nombres a una larga lista que empezó en el curso 2013-2014.

Aquel año, el primero en la categoría de plata tras el descenso de Primera, el club aragonés apostó por Roger y Ángelo Henríquez. Además, recuperaba de la Liga Mexicana a Luis García, que había estado cedido en el Tigres.

Luces y sombras en el capítulo del gol aquel curso. Roger, que ahora milita en el Valladolid y que aquel curso llegó cedido del Levante, fue la sorpresa positiva. Su papel era el de suplente y terminó siendo el titular indiscutible consiguiendo 12 goles. La sombra fue para Ángelo Henríquez. El chileno llegó con la vitola de estrella y terminó estrellado. Seis goles en 25 partidos jugados, mucha irregularidad y demasiadas lesiones. Luis García, en su último año como jugador blanquillo, sumó cuatro dianas en 26 partidos jugados.

Explosión en el gol

Quizá el mejor año en el capítulo de goleadores fue el curso pasado. Borja Bastón, que llegó in extremis, fue la gran revelación de un Real Zaragoza que se quedó a siete minutos de subir a Primera División. Un hombre referencia, con capacidad para fabricarse sus propias jugadas y que, siempre que estuve bien físicamente, jugó. Logró 22 goles en 38 partidos y fue el tercero en el pichichi del curso 2014-2015, solo por detrás de Rubén Castro y Araújo.

Como escudero, un chico tímido que asumió galones con valentía cuando fue necesario. William José, sin hacer demasiado ruido, terminó logrando unos buenos números que, en muchas jornadas, fueron decisivos. Sumó 7 goles en 33 partidos y en la recta final del curso, con Ranko Popovic en el banquillo, fue el delantero referencia por la lesión de Bastón.

La cruz de ese curso fue Tato. Apenas jugó 16 partidos en todo el curso y no logró ningún gol con la camiseta del conjunto aragonés. Sin pena ni gloria, el jugador que llegó del Girona se dejó el Real Zaragoza a final de curso. Mismo camino que Bastón y William, solo que estos pusieron rumbo a Primera para jugar en el Éibar y en Las Palmas, ambos salvados este año.

Sin acierto

El legado del gol que dejaron Borja y William la pasada temporada quizá ha sido una losa demasiado grande para este curso. Ángel, que ha terminado siendo el delantero referencia, ha terminado con 11 goles en su cuenta particular después de 35 partidos jugados.

Dongou, segunda opción del tinerfeño, llegó en invierno al Real Zaragoza. En el tiempo que ha vestido la camiseta blanquilla ha acumulado luces y sombras por igual, firmando actuaciones para el recuerdo como contra el Alcorcón con actuaciones para olvidar, como ante el Girona. En 17 participaciones sobre el césped ha sumado 4 dianas.

El caso especial es el de Ortuño. Comenzó el curso con el Real Zaragoza e incluso, al cabo de pocas jornadas encontró un buen nivel de juego con actuaciones para el recuerdo como contra el Albacete en el Carlos Belmonte. Sin embargo, la llegada de Lluis Carreras supuso una cruz en su expediente y el murciano terminó saliendo rumbo a Mallorca. Con el Zaragoza logró 7 goles en 20 partidos disputados. Con el Mallorca, ha cerrado la temporada en 11 goles.

Las idas y venidas del filial

En este baile de delanteros, los jugadores del filial también han tenido sus momentos en cada una de las tres temporada. En la 2013-2014, Diego Suárez, Ortí y Juan Esnáider tuvieron minutos con el primer equipo. Suárez participó hasta en 10 partidos, mientras que Ortí jugó seis encuentros. Ninguno de los dos obtuvo el premio del gol. Juan Esnáider, una de las sensaciones de la recta final de aquel curso, participó en cinco partidos consiguiendo un gol.

El curso pasado (2014-2015) Diego Suárez siguió participando con el primer equipo, aunque de manera más escasa. Disputó 83 minutos repartidos en cinco partidos. David Muñoz, otro de los chicos del filial, tuvo su parte de protagonismo al comienzo de la temporada, antes de la llegada de Borja Bastón. Debutó ante el Recreativo de Huelva junto a Jesús Vallejo participando en tres partidos en los que acumuló 184 minutos de juego.

Este año, el único representante del filial ha sido Sergio Buenacasa. El ariete ha participado más bien poco. Solamente jugó dos minutos en el partido que enfrentaba en San Mamés al Real Zaragoza contra el Bilbao Athletic. Ortí, que volvía de su paso por el Villarreal B, también ha tenido sus oportunidades, pero no ha encontrado portería en los cinco partidos en los que ha participado.

CLICK PARA COMENTAR


 

 
Así vamos...
Segunda División PT PJ
11 Sevilla At. Sevilla At. 53 41
12 Córdoba Córdoba 52 41
13 Zaragoza Zaragoza 50 41
14 Numancia Numancia 50 41
15 Rayo Vallecano Rayo Vallecano 50 41
El Desmarque