Facebook Twitter Youtube
La mayoría de incorporaciones estivales han fracasado

Los 'refuerzos' veraniegos de Juliá

Escrito por Juan Viladés

Martes, 17 Enero 2017 21:07
Facebook Twitter 19
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Fran, Casado y Barrera posan junto a Juliá (Foto: Dani Marzo).

Trece jugadores nuevos para afrontar la temporada 2016/2017. Así preparaba Narcís Juliá el proyecto del Real Zaragoza para tratar de lograr el ascenso en el cuarto año consecutivo del club en Segunda. Un portero, tres laterales, tres centrales, un mediocentro, dos mediapuntas, dos extremos y un delantero. O lo que es lo mismo: Irureta, Fran, Casado, José Enrique, Marcelo Silva, Bagnack, Popa, Zapater, Cani, Barrera, Xumetra, Edu García y Juan Muñoz. A día de hoy, el rendimiento de más de la mayoría de estos jugadores es más que decepcionante y se busca una salida urgente a varios de ellos.

El caso más alarmante se encuentra en el eje de la zaga. Con el único acierto en la incorporación de un Marcelo Silva que ya había dado un rendimiento solvente en el Valladolid y el Almería, la llegada Popa y Bagnack fue una apuesta personal del dirigente catalán que pocos entendieron. Los teóricos suplentes eran dos jugadores que sumaban entre los dos 40 años y que carecían de experiencia en el fútbol profesional (tan solo Bagnack había disputado un par de temporadas en la categoría de plata). Este plan pronto hizo aguas por todos los lados y, como el Titanic, ha terminado chocando con el iceberg de la realidad. Bagnack ha sido un carrusel de fallos en sus -pocas- actuaciones y Popa todavía no ha debutado en la liga por "problemas de adaptación". El rumano saldrá cedido en enero y el camerunés pasará a un tercer plano con la llegada de Jesús Valentín en este mercado invernal. 

La situación de los laterales no es mucho mejor. José Enrique, que llegó una vez cerrado el mercado veraniego a coste cero, ha sido el fichaje más rentable con creces. Su pasado en el Liverpool le avalaba, siendo un muro en la defensa y otorgando criterio a la salida de balón, si bien el fantasma de las lesiones ha vuelto a aparecer y estará todavía mes y medio de baja por una rotura del sóleo. Completamente distinta es la valoración de Casado, que vino de una Ponferradina que descendió a 2ªB en donde no destacaba. Como cabía esperar, sus apariciones sobre el campo no han ayudado en absoluto al equipo, pecando de excesiva blandura a la hora de defender. Por su parte, Fran ha cumplido las veces que ha ocupado el lateral derecho, destacando ofensivamente pero teniendo demasiadas lagunas defensivas. 

La portería y la delantera son los máximos exponentes del fracasó de Juliá al mando de la dirección deportiva. Irureta, que llegó con la vitola de portero experto en la categoría, ha resultado ser una máquina de cometer errores. Su presencia bajo los palos ha costado la pérdida de varios puntos y el público de La Romareda ya le ha sentenciado, harto de sus continuos despropósitos. La situación de Juan Muñoz no es mucho más halagüeña, aunque el jugador andaluz no ha tenido un rendimiento tan bajo como el de su compañero vasco. Con 3 goles en 13 apariciones, su descontento por la falta de minutos ha provocado que el delantero cedido por el Sevilla no entre en los planes de Agné y se le busque una salida en este mercado de invierno.

En el centro del campo Juliá ha afinado un poco más su puntería, aunque no pasa del aprobado. Con la apuesta segura del capitán Zapater, que ha vuelto en plenitud física tras su lesión, Juliá se anotó un punto a su favor. Todo lo contrario que con la llegada de Álex Barrera. El mediapunta llegó tras dos temporadas casi en blanco en el Sporting de Gijón y se ha demostrado que esa situación le ha pasado factura. Falto de ritmo y físico, ni siquiera ha sido convocado en los dos último partidos, señal de que el Zaragoza le busca una salida en este mercado invernal que le permita aliviar el margen salarial. Edu García pone el contrapunto a Barrera, demostrando que tiene sitio en este Real Zaragoza tras una gran temporada en el Ebro. Su rendimiento, penalizado por una lesión que llegó en su mejor momento de la temporada, ha sido más que aceptable en su primer año en Segunda.

Por último, las llegadas de Cani y Xumetra están por rentabilizarse. Se trata de dos jugadores contrastados pero acosados por las lesiones. Al de Torrero se le presupone ser el encargado de poner el fútbol -de momento a cuentagotas- del Real Zaragoza, mientras que al valenciano se le presupone velocidad e intensidad por banda. De momento habrá que esperar a la segunda vuelta para realizar una valoración global de su rendimiento.

CLICK PARA COMENTAR


 

 
Así vamos...
Segunda División PT PJ
11 Sevilla At. Sevilla At. 53 41
12 Córdoba Córdoba 52 41
13 Zaragoza Zaragoza 50 41
14 Numancia Numancia 50 41
15 Rayo Vallecano Rayo Vallecano 50 41
El Desmarque