Facebook Twitter Youtube
Análisis de diversas rachas adversas sufridas por Natxo González

Las rachas de Natxo

Escrito por D.M.

Miércoles, 22 Noviembre 2017 18:00
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Natxo en el banquillo de La Romareda (Foto: Daniel Marzo).

El entrenador del Real Zaragoza, Natxo González, se encuentra frente al que quizá sea el mayor reto de su carrera deportiva. Un entrenador experimentado y curtido en la 2ª B que tiene ahora la misión de tratar de devolver al equipo aragonés a la élite del fútbol español, una misión complicada que en las últimas semanas ha comenzado a parecer imposible.

Pero la trayectoria del técnico vasco nos muestra a un profesional que, además de contar con una dilatada experiencia a sus espaldas, la figura de un entrenador con una trayectoria casi impecable, capaz de alcanzar sus objetivos en la práctica totalidad de sus experiencias y con tan sólo una destitución a sus espaldas -con el Alavés, al que ascendió a Segunda-. Quizá por eso, Natxo cuenta con la ventaja de poder mirar al pasado para buscar la solución al problema que le acecha en este momento en el Real Zaragoza.

Los blanquillos han sufrido un bache de juego durante el último mes que han llevado a cuestionar la figura del entrenador, un pobre balance desde que a mediados de octubre el equipo empatara frente a Osasuna comenzando un notable descenso de sus prestaciones, tanto de juego como de resultados, que ha derivado se cuenta con tres empates, dos derrotas y tan sólo una victoria. Por supuesto, esta no es una situación nueva para un Natxo González que se ha sentado en diferentes banquillos en nueve de las diez últimas temporadas. De hecho, echando la vista atrás, se puede comprobar como estos bajones de rendimiento son relativamente habituales en sus equipos, por lo que cabe esperar que la mejora llegará.

La pasada temporada, con el Reus en Segunda, llegó a acumular ocho jornadas consecutivas sin conocer la victoria, acumulando seis empates y dos derrotas; de hecho, tan sólo logró ganar dos partidos seguidos en tres ocasiones, para acabar cumpliendo sus objetivos con creces al dejar al equipo en la zona media de la clasificación. Algo similar le sucedió un año antes, con el equipo tarraconense en 2ªB, ya que pese a conseguir el ascenso, también pasó por un bache entre enero y marzo, con una victoria en siete partidos, a lo que añadía cuatro empates y dos derrotas. Pese a lo cual, el equipo logró el ascenso a la categoría de plata. De igual manera, en la temporada 2014/15, en la que también logró meter al Reus en ascenso -aunque caería frente al Racing de Ferrol en la promoción- el bache se volvió a reproducir, en esta ocasión entre noviembre y enero, con siete partidos sin ganar y un balance de tres empates y cuatro derrotas.

Curiosamente, su última destitución llegó con el Alavés en la temporada 2013/14 en Segunda división, al que tan sólo pudo dirigir 16 jornadas y cesó tras una racha mejor que la anteriormente mencionada, también con siete jornadas sin ganar, pero con cuatro empates y tres derrotas. Una temporada antes había dominado su grupo de 2ªB, en esta ocasión casi sin altibajos, aunque sí sufrió un ligero descenso en el rendimiento entre diciembre y enero, tiempo en el que sumó una victoria, tres empates y una derrota. Esto teniendo en cuenta que aquella temporada 2012/13 fue primero de grupo con nueve puntos de ventaja y ganó 25 de los 38 partidos.

Su anterior experiencia había sido también en la categoría de bronce, pero en el Sant Andreu, equipo al que entrenó durante tres temporadas. En la última de ellas no llegó a alcanzar la promoción por el ascenso, en buena medida por una racha de partidos sin ganar que llegó a los diez partidos entre octubre y diciembre, con un balance de seis empates y cuatro derrotas; se le sumó también otra en la parte final de la competición, ya que en las últimas diez jornadas tan sólo ganó un encuentro, con seis empates y tres derrotas. En aquella temporada el equipo catalán fue séptimo de grupo. Un pobre resultado si tenemos en cuenta que una temporada antes, la 2009/10, había sido campeón de grupo por delante del filial del FC Barcelona, que le arrebataría el ascenso en la última eliminatoria de promoción. Sin embargo, también en aquella temporada enlazó el equipo dirigido por Natxo González una racha de cinco encuentros sin ganar, con tres derrotas y dos empates, que no fueron suficiente para apear al equipo barcelonés de la primera plaza del grupo. Para acabar este análisis, nos remontamos una temporada antes, la 2008/09, su primera campaña con el Sant Andreu, al que también metió en ascenso, en aquella ocasión como tercero de grupo y nuevamente con una racha prolongada de siete partidos sin conocer la victoria, sumando seis empates y una derrota.

Vemos pues como Natxo González cuenta con credenciales suficientes para afrontar la situación actual pese a que la magnitud del reto adquirido con el Real Zaragoza sea muy superior al de cualquiera de sus experiencias anteriores. En cualquier caso y vistos los ejemplos, cabe pensar que el actual bajón sufrido por el equipo aragonés responde únicamente a una situación de plena normalidad y que más temprano que tarde la situación se podrá encauzar. Todo, por supuesto, comenzando por el partido del próximo sábado, precisamente frente a uno de los equipos mencionados en esta trayectoria, el Reus.

CLICK PARA COMENTAR

Así vamos...
Segunda División PT PJ
14 Gimnastic Tarragona Gimnastic Tarragona 28 23
15 Albacete Albacete 28 23
16 Real Zaragoza Real Zaragoza 27 23
17 Almeria Almeria 26 23
18 Cultural Leonesa Cultural Leonesa 26 23
El Desmarque