Facebook Twitter Youtube
Dimitrievski en La Romareda (Foto: Daniel Marzo).

Dimitrievski en La Romareda (Foto: Daniel Marzo).

El encuentro del pasado domingo entre el Real Zaragoza y el Nàstic de Tarragona tuvo dos protagonistas capaces de encender los ánimos de la afición zaragocista. Por una parte el previsible, el colegiado andaluz Figueroa Vázquez, cuya actuación dejó mucho que desear; por otra, el portero visitante, un Stole Dimitrievski, al que ya se le conocían episodios polémicos con anterioridad.

Facebook Twitter 18
Dimitrievski en La Romareda (Foto: Daniel Marzo).

Dimitrievski en La Romareda (Foto: Daniel Marzo).

A estas alturas del lunes, cuando todavía le dura al zaragocismo el enfado por lo sucedido ayer en La Romareda, convendría resaltar que la máxima culpa de lo sucedido en el terreno de juego no la tuvo un mal árbitro, sino un lamentable profesional y peor compañero. Aunque soy de los que piensan que en el fútbol, como en la vida, siempre tiene cabida la pillería, cuando se pasa de querer sacar ventaja en el juego tirando de inteligencia a pervertirlo de manera intolerable, alguien debería poner freno.

Dimitrievski en un lance del partido (Foto: Daniel Marzo).

Dimitrievski en un lance del partido (Foto: Daniel Marzo).

De un tiempo a esta parte los partidos entre el Real Zaragoza y el Nàstic de Tarragona se han convertido en encuentros de la máxima rivalidad. Dos equipos que en las últimas temporadas han luchado por los mismos objetivos y que han protagonizado choques de tremenda igualdad no exentos de polémica.

Facebook Twitter 21
Borja se marcha expulsado (Foto: Daniel Marzo).

Borja se marcha expulsado (Foto: Daniel Marzo).

Hay jugadas que pueden cambiar el curso de un partido. Suena a tópico (quizá lo sea), pero ya se sabe que los tópicos encierran en sí atisbos de realidad. Algo así es lo que sucedió en el encuentro entre el Real Zaragoza y el Nàstic de Tarragona, en el que el equipo aragonés se vio obligado a disputar más de medio partido con un jugador menos.

El Desmarque